viernes, 25 de septiembre de 2009

Sustracción y adición


"La adición y la sustracción son las operaciones arquitectónicas que se efectúan en el muro. Son operaciones en y sobre la materia que nacen de la idea del proyecto.

La sustracción de la materia está vinculada con la idea estereotómica, esto es, mantiene el valor la materia de la arquitectura, del macizo, del muro sólido. Se sigue acentuando la presencia corpórea de la arquitectura.

La idea de ausencia por sustracción en un muro se materializa al horadar el todo hermético, ese continuum de materia, que, aún después de haber sido sustraído, sigue existiendo.

A través del espacio sustraído al muro, el paisaje enmarcado se convierte en la nueva materia del mismo.

La adición de materia está ligada a la idea tectónica, ya que sigue teniendo en el espacio un valor mayor lo que no es arquitectura, por esto la arquitectura es ligera, abierta, evidente. Así se acentúa la presencia ideal de la Naturaleza y del paisaje. La adición se basa en la construcción mínima necesaria para crear un espacio habitable en un paisaje natural o artificial.

El paisaje se enmarca mediante la adición de materia en forma discontinua. La idea de ausencia por la no adición de materia, discontinuum de materia, resulta en un continuum óptico del espacio de la arquitectura, el paisaje y la Naturaleza.

Tras la adición de materia aparece el muro del paisaje. El espacio presume por tanto una privacidad exterior, que se liga con la posibilidad de ver todo y no tan sólo esa parte que se enfocaba en la sustracción estereotómica. Ejemplo de sustracción y adición: la arcada y la columnata. "

Texto extraido de "El muro". Jesús Mª Aparicio Guisado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada